Un juez investiga un caso de 'mobbing' en la Policía Local

El juzgado de Instrucción número 1 de Sevilla está investigando un presunto caso de acoso laboral en el seno de la Policía Local. La investigación se dirige contra la jefa del Grupo Diana de este cuerpo, la unidad especializada en la lucha contra la violencia de género, que ha sido denunciada por un presunto mobbing por 12 de los 13 agentes que tiene bajo su mando. Todos los componentes de este grupo han emprendido acciones judiciales contra la responsable del mismo, con la única excepción de la policía que ejerce las funciones de conductora de esta subinspectora.

La denuncia se presentó a finales de julio y, tras ser admitida a trámite, ha recaído en el juez de Instrucción 1, que el pasado 3 de agosto emitió un auto de apertura de diligencias previas. Según la denuncia, la responsable del grupo Diana, "amparada en la posición de superioridad que le otorga el rango que ostenta, viene creando de forma continuada un entorno laboral intimidatorio, hostil y/o humillante para el resto de miembros, a excepción de su conductora".

Los policías denunciantes entienden que su jefa persigue el "único objetivo de destruir" su reputación, "perturbar" el ejercicio de su labor y "lograr que finalmente los miembros de la unidad que no son de su agrado abandonen el grupo". Los agentes consideran que la comunicación entre el grupo y la subinspectora, más allá de "resultar constantemente tensa", se ha reducido al mínimo indispensable, llegando ésta a ignorar y dirigir la palabra a determinados miembros de la unidad.

"Son constantes y continuos los reproches por los supuestos errores que podamos cometer", continúa la denuncia, que asegura que la jefa se ceba especialmente con una de sus subordinadas. "Utiliza la relación personal que en su momento mantenía con determinados miembros del grupo para perjudicarlos en lo que a la concesión de permisos, asuntos propios, descansos y vacaciones se refiere, incumpliendo de forma clara y manifiesta el calendario laboral del Ayuntamiento de Sevilla, siempre en beneficio propio y de su conductora", recalcan los policías en el documento presentado en el juzgado.

Además, los agentes aseguran que la subinspectora "limita la formación del grupo" e incluso perjudicó a una policía no comunicándole que había sido designada como profesora de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA) para impartir ella misma los cursos y así cobrarlos. "A ello hemos de añadir la nula formación del nuevo programa de trabajo denominado Viogen, con los riesgos y responsabilidad que ello conlleva de cara al ciudadano".

En el capítulo de lo personal, la denuncia recoge las continuas ocasiones en las que la jefa del Grupo Diana se ha referido al caso de un policía que fue absuelto tras ser denunciado por su esposa, asegurando que "está denunciado por malos tratos a su mujer y abusos a su hijo" y que "una persona así no debería estar en la Policía".

El texto recalca la manipulación de los turnos de trabajo para que dos agentes que solían intercambiar sus turnos por necesidades personales no puedan hacerlo, la exclusión de otros policías de las horas extraordinarias en la Semana Santa de 2011, y los cambios de horario "a su libre albedrío" basados únicamente en la "excusa comodín de las necesidades del servicio" y siempre para beneficio propio y de su conductora. "Buena prueba de ello la tenemos el pasado día 23 de noviembre de 2011, el Día del Policía, cuando permitió que su conductora acudiera a un evento dejando el servicio con tan sólo dos agentes".

"Por norma general, y sin esperar a que cualquier agente del grupo le formule una petición o pregunta, responde a todo que no, de forma sistemática, sin ni tan siquiera dejar que el policía llegue a terminar de formular la petición o pregunta", añade la denuncia, que recoge frases textuales de la jefa a sus subordinados, tales como "ahora vais a saber lo que es un sargento". Igualmente, recuerda que obligó a una policía a quedarse en la Jefatura "y no prestar servicio de calle porque a su juicio la falda que llevaba era muy corta".

Para los denunciantes, esta conducta "tiene como única finalidad la de atentar contra la autoestima y dignidad profesional de los miembros de la unidad, así como degradar las condiciones de trabajo del grupo". Algunos de los policías han llegado a pedir el cambio de unidad "al no soportar el estrés". Los 12 policías que se han decidido a llevar a la jefa del grupo Diana a los tribunales se consideran víctimas del "trato degradante" de esta mujer, a la que acusan de ser la presunta autora de un delito castigado con penas de seis meses a dos años.

Este periódico se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Sevilla para obtener la versión oficial de la Jefatura de la Policía Local. Fuentes municipales explicaron que, al tratarse de un asunto que todavía está sub iudice, no se realizará por ahora ninguna declaración pública.

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1345628/juez/investiga/caso/mobbing/la/policia/local.html

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer | Desarrollo web www.xacobe.net